La Navidad ya se acerca y seguro que muchos de vosotros ya estáis terminando los preparativos de estas fechas tan señaladas. Elegir el mejor regalo de Navidad no siempre es fácil, y a veces nos puede traer muchos dolores de cabeza. Así que aquí van unas cuantas recomendaciones.

¿Cuántos regalos debería recibir un niño?

Sinceramente, no soy quien para decidir cuántos regalos debería recibir tu hijo. A veces me encuentro con familias que me preguntan ¿7 regalos son muchos o pocos? La verdad es que no hay respuesta correcta. Aquí entra en juego muchas variables. ¿Ha recibido muchos juguetes durante todo el año? ¿Realmente necesita todo aquello que queréis regalarle? ¿Son compras meditadas o os habéis dejado llevar por el impulso? Cada familia tomará la decisión que considere correcta para ellos. 

Lo que sí que os puedo aconsejar es que intentéis que sean útiles a largo plazo y que realmente sean deseados por vuestro hijo. 

Existe la regla de los 4 regalos que os puede orientar y ayudar a escoger los regalos de navidad de este año. Esta regla recomienda que los niños reciban 4 regalos. 

  1. Que sea deseado: Seguro que estos días vuestros hijos estarán hablando de todo aquello que les haría ilusión recibir estas navidades. Quizás quieren un instrumento musical, una muñeca, un puzzle…
  2. Que sea educativo: Un cuento, una experiencia en el museo, un musical….
  3. Que sea para llevar: ¿Cómo crecen de rápido los niños? Seguro que un jersey, pantalones o un par de calcetines siempre son un acierto. 
  4. Que necesite: Quizás necesita una mochila nueva para el colegio, unos nuevos lápices o una bicicleta. 

Al final, no es tanto la cantidad de regalos que recibirán en Navidad sino que lo que más recordarán, será la ilusión de la sorpresa y el tiempo de calidad en familia, ya sea cantando villancicos, comiendo y jugando todos juntos.  

¿Cómo debe ser el mejor regalo de Navidad?

Para escoger el mejor regalo de navidad para tus hijos ten en cuenta que cumplan ciertas características: 

  • Que sea acorde a su edad: A veces, regalamos juguetes que son para más mayores y eso genera cierta frustración en los niños al ver que no pueden conseguir jugar correctamente. Fíjate si lo puede manipular bien y si tiene las habilidades cognitivas para poder entenderlo. 
  • Que fomente la creatividad: Los juguetes desestructurados, es decir, aquellos que no tienen una función asignada, son un gran recurso para poder utilizarlos en miles de juegos diferentes. 
  • Que sea seguro: Cuidado con regalar juguetes con piezas pequeñas a niños menores de 3 años.
  •  Que sea sencillo. Cuanto más sencillo mejor. A veces nos pensamos que cuanto más color, ruido y luces hagan más vamos a estimular a nuestros peques y pasa justo lo contrario, muchas veces se sienten abrumados por recibir tanta información en tan poco tiempo. Además, estos juguetes fomentan más la pasividad que la acción. 

Pero recuerda, que el mejor regalo de Navidad es tu presencia.