Estudio que demuestra que el apego es igual o más importante que la necesidad biológica de alimentarse.

Hoy os voy a contar un estudio que, siendo para mi uno de los experimentos psicológicos más crueles, ha demostrado lo que el psicólogo John Bowlby venía afirmando: La importancia del apego y el amor materno. Paradójico, ¿verdad?

  • Contexto histórico:

Este experimento fue llevado a cabo en los años 50, donde la ética y la moral apenas existía para los niños y los animales. Para que te hagas una idea, operaban sin anestesia a los niños pequeños, ya que consideraban que no sentían dolor.

El psicoanálisis y el conductismo eran las corrientes psicológicas predominantes en la época. Estas creían que el amor del niño hacia su madre se creaba a través de la asociación entre la madre y el cubrimiento de sus necesidades básicas, como la alimentación. Para que nos entendamos: yo tengo hambre, tú me das comida, entonces yo te quiero.

Gracias a la teoría del apego del psicólogo John Bowlby y al experimento de Harry Harlow, la teoría anterior del psicoanálisis y conductismo tambaleó y dejaron paso a la importancia del cariño y el amor materno.

  • Teoría del apego de Bowlby:

Bowlby afirmaba que el apego era una necesidad básica del niño. Concluía que las distintas interacciones en los primeros años de vida entre la madre y el niño eran cruciales para favorecer el desarrollo emocional y cognitivo del niño.

En un estudio promocionado por la OMS, Bowlby concluyó que aquellos niños que habían sufrido privación afectiva y maternal en los orfanatos tendían a tener dificultades de control de la ira y un cociente intelectual más bajo que la media.   

Durante su carrera profesional, siguió realizando diversos estudios donde se mostraron resultados similares a favor de su teoría.

  • El experimento de Harlow

Harlow quiso estudiar en el laboratorio la importancia del apego materno y la privación afectiva. Para ello, empleó crías de monos Rhesus. Cabe destacar que, en aquel momento, los experimentos con animales estaban justificados como medio de avance para la ciencia. Hoy en día serían condenables por su falta de ética.

El experimento empezó introduciendo 8 crías de monos en jaulas individuales. En estas jaulas había un biberón de leche atado a una madre ficticia de alambre y una madre ficticia de felpa.

Siguiendo las teorías psicológicas imperantes del momento, los monos deberían haber adoptado como madre al muñeco de alambre, pero NO, no fue así. Las crías de mono mostraban una clara preferencia por la madre de felpa. Pasaban la mayor parte del tiempo aferrados a ella, a pesar de que no podía alimentarlos. Sólo se separaban cuando tenían hambre. Acudían a la madre de alambre a comer e inmediatamente volvían con el muñeco de felpa. E incluso intentaban beber del biberón de la madre de alambre manteniendo el contacto con la madre de felpa.

Asimismo, cuando se encontraban en una situación de estrés y miedo, siempre corrían a la madre de felpa, ya que les proporcionaba seguridad, calidez y protección.

Y eso no es todo, cuando estas crías fueron más mayores y las colocaban en una jaula con otros monos, no mostraron interacción ni interés por los demás, mostrándose pasivos, sentados a un lado de la jaula.

  • Conclusiones:

El apego es una necesidad básica de los niños.

El contacto corporal con el bebé es importante para fomentar el vínculo madre-hijo.

Desde el minuto 0, necesitamos constantes dosis de amor.

 

¡No dejes llorar a tu bebe, él te necesita!

¡No lo ignores cuando te reclama, él te necesita!

¡No le dejes en la cuna la mayor parte del tiempo, él te necesita!

No lo olvides:

¡Con la leche alimentas el cuerpo, con el amor alimentas el corazón!

 

Pin It on Pinterest