¡HOLA!

¡QUÉ BIEN TENERTE POR AQUÍ!

Mi nombre es Anna. Psicóloga y maestra de profesión.

Amante de la educación emocional y la crianza respetuosa

UNIENDO PASIÓN Y PROFESIÓN

Desde bien pequeña tenía claro que mi profesión estaría relacionada con niños. Tópico ¿verdad?

 Pero yo era de las raras que me pasaba la mayor parte del recreo en las aulas de preescolar de mi escuela, ayudando a las maestras y pasando unos minutos divirtiéndome con los alumnos de 3 años, hasta que sonaba el timbre para volver a clase y me hacía regresar a mi vida estudiantil. Del mismo modo, cuando volvía de las vacaciones familiares me pasaba los veranos en el jardín de infancia cerca de mi casa. 

Recuerdo que me apasionaba verlos crecer, observar como empezaban a dar los primeros pasos, las primeras palabras, como iban afrontando los pequeños-grandes logros… formar parte de este proceso me hizo decidirme, lo tenía clarísimo:

 De mayor sería maestra.

No obstante, vivir el periodo de la adolescencia siendo observadora, sensible y empática no me jugó buenas pasadas. En ese momento me replanteé ciertas cuestiones ¿Por qué las personas se reían de los más débiles? ¿Por qué dejábamos que nos afectara la conducta de los demás? ¿Por qué en vez de ayudarnos nos criticábamos? Busqué muchas posibles respuestas a estas preguntas, el apoyo de mis padres fue crucial. Recuerdo que mi padre mi dijo una vez: 

No busques al culpable, no hay gente buena ni mala, busca la solución al problema.

Y cuánta razón tenía…

Así que decidí estudiar psicología, concretamente me especialicé en el periodo infanto-juvenil y en psicología de la educación y al terminar volví a la universidad a estudiar para ser maestra de educación infantil.

Durante estos años de profesión he querido entender el comportamiento humano, ayudar a adolescentes a reinventarse hacia el camino del respeto y del amor, a guiar a niños hacia un aprendizaje integral y a formar parte del redescubrimiento de los padres hacia una crianza positiva llena de abrazos y vacía de castigos.

HOY EN DÍA NO CREO EN PERSONAS BUENAS O MALAS. 

CREO EN PERSONAS, Y COMO TAL, NADIE ES PERFECTO. 

TODO EL MUNDO COMETE ERRORES Y ES DE SABIOS

RECONOCERLOS Y ACTUAR. 

 

EL ERROR ES UN CAMINO HACIA EL APRENDIZAJE.

¿y... QUÉ ES PSYPUC?

Psypuc es para mí una filosofía de vida. Y es que surgió de la combinación de las palabras “psy” refiriéndome a psicología, pero también a la afirmación SÍ y “puc” que en catalán significa puedo. Con este corto nombre quiero decirte que

¡SÍ PUEDES!

Psypuc CREE en:

El acompañamiento respetuoso en las diferentes etapas evolutivas de los niños.

La educación basada en el conocimiento y la gestión de las emociones.

La crianza positiva rodeada de empatía, asertividad y responsabilidad.

La resolución de conflictos basada en el dialogo y la comprensión.

Psypuc NO CREE en: 

Rabietas sin sentido: Todo tiene una razón, sólo debemos descubrirla.

Niños malos y desobedientes: Como personas imperfectas que somos, debemos aprender a SER. 

Gritos y castigos: El mejor aprendizaje es aquel que se basa en las CONSECUENCIAS cuanto más naturales posibles.

Chantajes y amenazas: Si queremos que nos traten con respeto, debemos actuar con respeto.

¿Te gustaría que tu hijo aprendiera a gestionar sus emociones negativas?

¿Cansad@ de decir siempre NO?

¿Te sientes perdid@ y no sabes cómo seguir?

Quizás estés triste y perdid@ por no saber ni entender ciertas situaciones. Así que en primer lugar me gustaría decirte:

Tranquil@, todo aprendizaje requiere su tiempo.

Estoy aquí para hacer que saques a la luz el increíble diamante que llevas dentro.

Puedes ser la mamá/ papá que deseas.

PERO RECUERDA:

Sin acción no hay cambio y sin cambio no hay aprendizaje.

Así que es momento de empezar.

Pin It on Pinterest